Casablanca
 

Rabat

Rabat, a veces llamada Rabat-Salé, es la capital de Marruecos, asentada a lo largo de la costa norte del Océano Atlántico, en la desembocadura del río Bou Regreg.

Aunque Casablanca es la ciudad más importante desde el punto de vista económico, Rabat es la capital administrativa y una de las cuatro Ciudades Reales de Marruecos junto con Fez, Meknes y Marrakech.

Tranquila, bien cuidada y de estilo muy europeo, Rabat es tan cosmopolita como Casablanca, pero sin ese agotador ritmo frenético. Sus elegantes y arboladas avenidas con edificios de carácter administrativo crean un ambiente calmado y diplomático, cuyo encanto sin complicaciones agrada a muchos viajeros.

Aunque no es tan convincente como para dejar de visitar otras ciudades imperiales, sí ofrece un cambio de ritmo digno de disfrutar, donde hasta los vendedores ambulantes típicos del país no son tan agresivos como en otros lugares.

Rabat es perfecta para los viajeros que aprecian la cultura y la historia. A pesar de todos los ministerios y embajadas extranjeras, y de ser la residencia permanente del Rey Mohammed VI, la ciudad conserva un cierto encanto y sentimiento de ciudad pequeña.

Buscando un poco de ese ambiente íntimo y relajado, elegimos el Hotel Rabat, idealmente ubicado cerca de la medina y la zona comercial. Sus habitaciones de estilo Art Nouveau resultaron muy confortables, y el personal atento y amigable.

La elegante ciudad sigue la estructura habitual de las ciudades de Marruecos, con un casco antiguo - que se llama Medina -, y una parte moderna construida por los franceses a su llegada.

El casco antiguo es un área compacta, bordeada por el mar y el río en dos de sus lados, y en los otros dos por las paredes de los almohades y de Andalucía, que se remontan a los siglos XII y XVII respectivamente.

Aunque no se trata de una de las medinas más interesantes del país, es un lugar ordenado y tranquilo en comparación con las medinas de Fez y Marrakech, y exhibe claras influencias andaluzas en sus casas blancas y paredes de ladrillo.

En la medina encontrarás los tradicionales mercados o zocos, donde puedes comprar absolutamente de todo, desde alfombras a especias, seda, joyas y artículos de cuero.

Al día siguiente fuimos a mirar el cambio de Guardia Real en el Palacio Real – los viernes por la mañana - y visitamos la Torre de Hassan, un impresionante minarete inacabado.

En el mismo lugar hay muchas columnas en ruinas que formaban parte de una mezquita del siglo XII que nunca se completó. Adyacente visitamos el mausoleo real, que contiene los restos de el Rey Mohammed V y el Rey Hassan II (observa la colorida vestimenta de los guardias).

La Oudaias Casbah, sobre la colina con vistas al mar, es un lugar imperdible. Allí tomamos té de menta en un café al aire libre. Más tarde nos dirigimos al Musée Archéologique, que tiene la más extensa colección de artefactos antiguos del país.

Justo en las afueras de Rabat se encuentra la necrópolis de Chellah, una fortaleza que incluye ruinas romanas además de los santuarios islámicos y las tumbas imperiales de Marinide.

Desde lejos parece otra medina, pero lo cierto es que el sitio no ha sido habitado desde el año 1154, cuando fue abandonado a favor de Salé. Para llegar tómate un taxi y pídele al conductor que te espere mientras recorres el lugar.

Cerca de Rabat hay varias las ciudades interesantes que vale la pena visitar. Las principales son Salé, con su Gran Mezquita, puertas de la ciudad, zocos, callejuelas pintorescas y puerto lleno de barcos pesqueros, y Bouknadel, con sus Jardins Exotiques.

Para ser una ciudad capital, Rabat es bastante tranquila, aunque cuenta con la mayor cantidad de restaurantes del país, agradables cafés y algunos bares. Durante el Ramadam la ciudad es muy animada, pero generalmente no hay mucho que hacer después de las 10 de la noche.

 

Casablanca
 
 
 
 
       
 
Viajes a Marruecos
La ciudad de El Cairo recibe más de 9 millones de turistas al año. Varias de las principales atracciones de la ciudad se aglomeran en el denominado centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El reclamo de la ciudad son las Pirámides de Giza, Keops, Kefrén y Miceridos. Además de la maravillosa ciudad de Luxor.
 
Hoteles en Marruecos
Aunque los precios varían mucho en los hoteles en Alejandría, siempre es mejor optar por un hotel de cadena conocidad; para evitar sorpresas desagradables en el servicio y la limpieza. Mucha gente también opta por tomar un crucero y alojarse en un camarote, en este caso hay que solicitar los camarotes caros, pues los barcos son viejos.
 
Vuelos Baratos a Marruecos
El Cairo cuenta con el Aeropuerto Internacional de El Cairo, ubicado a unos 22 kilómetros al noroeste de la ciudad. EgypAir ocupa casi todas las terminales, con su amplia lista de rutas nacionales e internacionales. Además de EgyptAir mucha gente prefiere viajar a Egipto con un paquete que suele incluir un vuelo charter desde España.
 
 
Alejandría - Casablanca - Ciudad del Cabo - El Cairo - Fez - Isla Mauricio - Johanesburgo - Monastir - Rabat - Sudáfrica - Tánger - Tetuan - Túnez - África / Copyright © 2009 Todos los derechos reservados. TyM Viajeros S.L.